What Is a Church Community?
Loading.....

The video player could not be built.

Do you want to chat with a missionary?

We are happy to answer any questions you may have. Start a chat or call us at 1-888-537-6600.

Hi I'm Eduardo Luis

En mi juventud busque una causa noble a la cual dedicar mi vida. La encontré. Soy mormon

About Me

Me considero una persona a la cual la vida le ha dado muchas diferentes experiencias. Algunas fueron fáciles y agradables de vivir, otras fueron desafíos en tiempos de necesidad y dificultad. Lleno de preguntas e incertidumbres pase mi juventud agitado y temeroso buscando un ideal al cual dedicar mi vida, energía y pasión. Buscaba algo que fuera de valor y que fuera duradero. Al mismo tiempo me preocupaba la idea de involucrarme en algo que al principio pareciese loable pero que al pasar el tiempo descubriese que hubiera malgastado mi vida en algo que no era lo que en un principio prometía. Aun cuando nací en una familia de tradiciones y raíces religiosas y fui criado hasta cierto punto practicando esas tradiciones, no me consideraba una persona extremadamente espiritual o religiosa. Fue entonces cuando casi sin buscarlo, conocí a misioneros mormones. Ellos tenían mi misma edad, pero su apariencia tan formal me desconcertó al principio. No supe que pensar de ellos hasta que les escuche hablarme del establecimiento de profetas y de la restauración de la Iglesia de Jesucristo sobre la tierra. Ese conocimiento me tomo por sorpresa y aun cuando no terminaba de entender todos los detalles de esos acontecimientos, sentí un claro y profundo sentimiento de que me decían la verdad. Las sucesivas reuniones que tuvimos continuaron llenándome de información extraordinaria. El mismo sentimiento que se me estaba diciendo la verdad me acompaño en cada una de esas charlas y no me ha abandonado desde entonces. Había encontrado la causa loable que buscaba. Han pasado mas de treinta años desde aquel verano de 1978 y hoy puedo decir que no he malgastado mi vida dedicándome a vivir el evangelio restaurado de Jesucristo. La claridad y pureza de su contenido es abrumador. La seguridad y paz que trae a la vida de quien se esfuerza por vivirlo honestamente no tiene precio. A mi modesto entender, no hay otra causa, ya sea política, cultural o de cualquier otra índole que se pueda comparar a esta. El efecto que tiene en el individuo, la familia y por ende en la sociedad no tiene igual. Mi vida es mucho mejor de lo que yo hubiera podido hacer con ella debido a mi asociación con esta causa. Ahora se quien soy, de donde proceden mis orígenes eternos, que debo hacer con mi presente y hacia donde puedo dirigir mi futuro infinito. Este entendimiento hace que ya no tenga preguntas ni incertidumbre cuando me toca vivir diferentes experiencias, algunas fáciles y agradables de vivir, otras desafíos en tiempos de necesidad y dificultad. La paz y el gozo interior no me abandonan. Las circunstancias exteriores ya no determinan mi balance y estabilidad interior. Es una felicidad que nadie puede robarme, solo yo decido su nivel. Esa libertad solo se consigue esforzándose por seguir los preceptos que Cristo enseña a través de Su Iglesia y Reino sobre la tierra, a saber, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Why I am a Mormon

Soy mormón porque un compañero de trabajo quiso darme a conocer sus creencias y las cosas que le traían mucha felicidad a su vida. Yo ya conocía un poco a su hermosa familia y había visto el amor que existía entre ellos. Con mucho respeto por mis sentimientos y creencias él compartió conmigo lo que creía sobre Dios. Me invito a reunirme con unos amigos suyos, misioneros de su iglesia. Aun cuando yo sabia que él tenia una vida feliz, no pude adelantar la experiencia que me esperaba. La reunión fue muy agradable. La información fue presentada de una manera sencilla y completa. Mi mente se lleno de mucha claridad y podía entender cosas que anteriormente me causaron confusión. Pero lo mas importante de esa charla no fue el conocimiento que recibí, aun cuando este fue de carácter extraordinario. Lo mas importante de esa reunión fue el profundo y definitivo sentimiento que se me estaba diciendo la verdad. Esta seguridad sumada al contenido del mensaje que me presentaron impacto mi vida como ninguna otra cosa lo ha hecho jamas. La asociación con La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días fue el resultado inmediato de esas charlas con aquellos misioneros mormones. Desde entonces mi vida ha sido grandemente favorecida debido al conocimiento y la confirmación espiritual de que estoy en la verdad. Desde aquel momento siempre me he sentido como los primeros cristianos de la época de Jesucristo. Estoy seguro que ellos también se preguntaban como yo me pregunto: ¿que he hecho para merecer tan gran privilegio - saber que Jesús es el Cristo y que Él ha establecido Su Iglesia y Reino otra vez sobre la tierra, y que yo soy parte de ello?

How I live my faith

La vida es una prueba constante en la que se nos invita a elegir distintos caminos, a veces opuestos. El decidir cual de ellos es el más ventajoso no es obvio ni fácil a menos que una persona conste con la compañía del Espíritu Santo y tenga la dirección de profetas presentes y pasados en su vida. Yo vivo mi fe intentando ser digno de la influencia y los susurros del Espíritu Santo al esforzarme por honrar mis convenios bautismales con el Señor. Cuando me bautice le prometí a mi Salvador que iba a tomarme en serio el obedecer sus mandamiento y sinceramente esforzarme por hacer el bien a quienes me rodean. Para ello necesito fortalecerme diariamente escudriñando las Santas Escrituras y poniendo suma atención a las instrucciones de los Apóstoles y Profetas vivientes. La oración a menudo da dirección a mi diario vivir. Puedo sentir cerca a mi Padre Celestial y me siento comprometido ha vivir de tal manera que pueda mostrar agradecimiento por la abundancia de bendiciones con que colma mi vida. Este sentimiento de agradecimiento y deuda me motiva grandemente a interesarme por las personas que me rodean e intentar hacer su día más placentero. Gracias a la asociación que tengo con la Iglesia, tengo mas oportunidades de prestar ayuda al involucrarme diversas actividades de carácter humanitario. Junto con el trabajo honesto, la buena música y la diversión son parte de mi balanceado horario de actividades sociales, culturales y deportivas por nombrar algunas. Mi familia me brinda una maravillosa oportunidad de vivir mi fe al máximo. Es allí donde me esfuerzo por dar lo mejor de mi. Junto con ellos, aprendo a ser más como mi Salvador y entiendo la importancia del servicio, el perdón mutuo, el amor incondicional y otros aspectos cruciales del Evangelio de Jesucristo. Mi desafío diario es hacer las cosas que Jesús haría si estuviera en esa situación y aun cuando me queda mucho camino por recorrer hasta llegar a ser el hombre que Él y yo queremos yo sea, aun así, la trayectoria para lograrlo vale la pena recorrerla. Mi fe llena de sentido mi vida y la hace rica y abundante. No sé que haría o seria sin saber lo que sé o creer lo que creo.

What do Mormons believe is the purpose of life?

Eduardo Luis
Una de las primeras charlas que tuve con los misioneros mormones contestaba esta pregunta. ¿Cual es el propósito de la vida? ¡Que pregunta tan profunda y transcendental! Creo que responderla completamente requiere mucha sabiduría y un conocimiento total de lo Dios tiene reservado para nosotros. Aun cuando no podemos saber todo lo que Dios sabe, a través de Sus Apóstoles y Profetas Él ha dado a conocer lo que necesitamos saber para ser felices en esta vida y cumplir con el propósito de nuestra creación y por ende con el propósito de la vida. Creo que para entender el propósito de la vida,primero necesitamos entender quienes somos, donde y cuando comenzó nuestra existencia y que pasa con nosotros mas allá del paso de la muerte. ¿Quienes somos? Cada persona que nace en esta vida es literalmente un hijo o hija de Dios, nuestro Padre Celestial. Somos sus descendientes. ¡Primera generación! No hay otra persona u cosa entre Él y nosotros. Somos sencillamente Sus hijos espirituales. Él es el padre de nuestros espíritus, creados a Su semejanza y con Sus mismos atributos divinos. Pequeñas 'semillas' con el divino potencial de convertirse en un 'árbol' semejante del que procedió. ¿Donde y cuando comenzó nuestra existencia? Como hijos espirituales de Dios, procedemos de donde Él mora. Vivimos antes de venir a esta tierra y nacer sencia de Dios, de aprender de Sus enseñanzas y comenzar a entender nuestro potencial eterno y divino. ¿Que de padres terrenales. En nuestra vida pre-mortal, gozamos de vivir en la prepasa con nosotros mas allá del paso de la muerte? El nacimiento no es el principio de nuestra existencia. Del mismo modo, la muerte no es el final de nuestra vida. La muerte marca el fin de nuestra estadía en la tierra como seres mortales y lleva a la separación del nuestro cuerpo espiritual engendrado de Dios y de nuestro cuerpo carnal engendrado de nuestros padres terrenales. Aun cuando el cuerpo carnal queda sin vida y termina mesclandose con la Madre Tierra de donde procedió, nuestro espiritu sigue su viaje hacia nuestra siguiente morada donde continuamos nuestro progreso y crecimiento mientras nos preparamos para la resurrección. Ya que sabemos quienes somos, de donde vinimos, y a donde vamos al morir, ahora se hace mas fácil entender el propósito de esta vida. Mientras estábamos en la presencia de nuestro Padre Celestial, le vimos y aprendimos la clase de ser que Él es. Del mismo modo que todo hijo desea llegar a ser como su padre, nosotros quisimos llevar a ser similares a Él y asemejarnos lo mas posible a su Divina persona. Para ello necesitábamos primeramente - 1 obtener un cuerpo físico para poder aprender a superar las vicisitudes de la carne. También necesitábamos - 2 ser probados y aprender a obedecer a nuestro Padre sin estar en su presencia. Se pondrían las condiciones para que pudiéramos ejercitar y - 3 vivir por medio de la Fe. Se nos enseñaría la voluntad de Dios y se esperaría que la obedeciéramos - 4 que guardáramos Sus mandamientos. Show more Show less